5 vistas2019-02-08 07:29:53
Varios policías rompieron a llorar tras no poder salvar a Jessy Paola Moreno Cruz, una mujer que acabó con su vida y la de su hijo de 10 años al arrojarse desde un puente en Ibagué (Tolima, Colombia) con el menor en sus brazos, según se aprecia en una fotografía publicada el pasado 6 de febrero en medios locales.

En esa instantánea se observa cómo dos agentes que se encuentran en cuclillas se abrazan y se lamentan en el lugar de los hechos mientras uno de sus compañeros trata de consolarlos. Otras tres personas presentes se muestran consternadas por el suceso.

Videos recomendados