Un efecto óptico de origen climático hizo que habitantes de la ciudad rusa de Ekaterimburgo, en el centro de la región de los Urales, tuvieran este martes la sensación de ver tres soles de forma simultánea en el cielo, informan los medios locales. Creando un impacto entre los observadores.
Los expertos explican que este fenómeno está relacionado con las temperaturas extremadamente bajas.

Videos recomendados