Los japoneses temen la llegada de un desastre natural inminente tras el descubrimiento en la bahía de Toyama los últimos diez días de tres peces remo, los cuales viven en aguas profundas y cuya presencia en la costa es presagio de terremotos y tsunami. La leyenda dice que los peces remo, conocidos en japonés como "mensajeros del palacio del Dios del mar", suben a la superficie antes de que se produzca un terremoto.

Videos recomendados